Categoría: Aspectos técnicos
09/08/2012

Consejos para que tu hogar sea más verde



Ser respetuosos con la naturaleza dentro y fuera de nuestro hogar se ha convertido para muchos en una forma de entender su día a día. Aunque puedas pensar que lo que haga o deje de  hacer una persona no tiene consecuencias para el cuidado del medio ambiente, esto no es así. En realidad, sí que las tiene y más si tenemos en cuenta que cuanta más gente tome conciencia de esto, más importancia tendrán esas acciones que podemos hacer sin mucho esfuerzo.

Por eso, te preguntamos, ¿te animas a vivir en un hogar más verde? No hace falta que tengas jardín si eso es lo que estás pensando, necesitas un poco de voluntad para que, a la hora de mantener tu casa, seas capaz de reducir los recursos materiales y energéticos que produzcas. De esta manera, no solo estarás creando un hogar más sostenible, sino que también contribuirás a reducir algunos de los gastos más importantes en tu hogar.

¿Cómo puedes lograrlo? Dependerá de ti y de cuánto estés dispuesto a involucrarte, pero seguro que después de leer estos consejos, te animas a poner alguno de ellos en práctica. Solo es necesario un poco de constancia y comenzar a adoptar esas pequeñas acciones como parte de tus costumbres.

  • Si aún no separas en diferentes recipientes tu basura, ¿a qué estás esperando? Ya no existen excusas para no hacerlo porque en la mayoría de los municipios hay contenedores especiales para cartón y papel, plástico, vidrio y materia orgánica.  

Pero además, si tienes la suerte de contar con un punto limpio en tu ciudad podrás reciclar todo lo que no te sirva, cuidando el medio ambiente.  Así podrás depositar las pilas, que tanto contaminan, y que no deben incorporarse en el recipiente de la basura orgánica, y también el aceite, porque ¿qué haces con él? ¿Le tiras por el fregadero? Hay que tener en cuenta del gran daño que se produce si se deposita por el desagüe de las viviendas.

  • Tus productos de limpieza también pueden contribuir a cuidar el medio ambiente. Evita comprar aquellos que contengan químicos o sustancias tóxicas que puedan dañar tu salud y contaminar el agua que ya has usado. ¡Revisa bien las etiquetas antes de meterlo en tu cesta de la compra!
  • Otra estrategia muy sencilla y que puede ayudarte a ahorrar es desconectar los aparatos que dejamos en stand-by. Por ejemplo, tu televisor o tu ordenador continúan consumiendo solo por el hecho de permanecer enchufados. En estos casos es recomendable comprar ahorradores de energía o un conector multicontactos que puedes apagar mientras no estés utilizando estos aparatos. Así te evitarás estar constantemente enchufando y desenchufando.
  • Olvídate del plástico, especialmente porque no es biodegradable y una seria amenaza para algunas especies que se puedan encontrar en su camino con estos desechos. La decisión de muchos supermercados de dejar de dar bolsas de plástico gratis con las compras debe animarte a llevar siempre contigo una de tela u otro material que no sea agresivo con el medio ambiente. ¡Las podrás encontrar en cualquier lado!
  • Aunque ya es una tendencia muy extendida, recuerda que el tipo de bombillas que utilices también va a contribuir a que reduzcas tu consumo. Olvídate de las de siempre y compra las ecológicas de bajo consumo. Son un poco más caras pero durarán más, incluso pueden tener un promedio de vida útil diez veces mayor que las convencionales y consumir, en algunos casos, hasta un 75% menos de energía.
  • Otra forma de contribuir al cuidado del medio ambiente, si tienes la posibilidad, es utilizar paneles solares para producir la energía eléctrica que consumes en tu hogar. La inversión inicial puede ser más alta pero su instalación se debe entender como una inversión a medio o largo plazo.

Estas son algunas de las formas con las que puedes contribuir a cuidar el medio ambiente. Existen muchas más y el ponerlas o no en práctica depende únicamente de ti. Lo que sí es aconsejable es que evites obsesionarte ni llegar a extremos porque no va a servir de nada. Definitivamente, un cambio general en las pequeñas acciones de tu día a día serán las que te permitan llegar a tener un hogar verde y respetuoso con el medio ambiente.


Compartir