Categoría: Aspectos técnicos
27/05/2016

¿Comprar o alquilar? 5 ventajas de adquirir una vivienda



¿Alquilar o comprar? ¿Quieres independizarte o cambiar de hogar pero no sabes cuál de las dos opciones será la acertada? ¿Te da miedo lanzarte a la compra de la vivienda y prefieres comenzar por el alquiler? ¿Estarás perdiendo el dinero si te conviertes en inquilino? ¡Toma nota de los consejos de los expertos del sector inmobiliario. Se te aclararán todas las dudas!

Las 5 ventajas de comprar una vivienda, frente al alquiler:

1. Será una inversión de la que puedes sacar rentabilidad. Comprar una vivienda se convierte en una auténtica oportunidad de ahorro e inversión. Con el alquiler pierdes todo el dinero depositado durante los años de inquilino, es un gasto fijo, como la luz o el agua, que pierdes. En cambio la compra de una vivienda es un activo. Tendrás un inmueble propio que puedes rentabilizar. Y en el caso de que con el paso del tiempo quieras residir en otra ciudad, puedes alquilar tu vivienda, obteniendo beneficios mes a mes, o bien ponerla en venta. 

2. Las cuotas mensuales de la hipotecas son más bajas que las rentas de alquiler. Hace años, muchas personas preferían vivir de alquiler ya que era mucho más económico que comprar una vivienda. Sin embargo, en los últimos años, se han disparado los alquileres. Y por tanto, resulta más económico pagar la cuota de la hipoteca que una renta de alquiler. 

3. Podrás personalizarlo y diseñarlo como a ti te gusta ¡es tu casa! Cuando vives de alquiler debes respetar las normas del casero. En muchos casos no puedes colocar cuadros, cambiar la ubicación los muebles, pintar las paredes del color que te gusta o incluso es imposible tener mascota, porque no lo permiten. Al comprar una casa ¡podrás diseñar la casa que siempre quisiste! Cambiar los tonos de tu hogar cuando quieras, poner cuadros nuevos, cambiar la disposición del mobiliario y tener las mascotas que tu desees ¡Tú eres el dueño, tú eliges! 

4. Tranquilidad en un futuro. Si te decides por la compra tendrás un hogar para la jubilación. Una vez terminada la hipoteca ¡ya no existen más cuotas! La vivienda es tuya y no tienes que pagar una mensualidad de por vida, como ocurre con el alquiler. Además, relacionado con la tranquilidad, al comprar tú tomas las decisiones de la vivienda. Cuando estás de alquiler dependes del propietario, y si por ejemplo decide vender la casa, ¡tendrás que abandonarla y buscarte otro hogar!

5. Existen grandes oportunidades de viviendas en venta.  Estamos en un buen momento para lanzarte a comprar una vivienda. Existen grandes oportunidades de viviendas nuevas a precios muy ajustados. Por ejemplo, Realia Inmobiliaria cuenta con promociones de pisos de primera calidad en Valladolid por menos de 80.000€. ¡Una auténtica oportunidad! 

 


Compartir