Categoría: Aspectos técnicos
23/09/2013

Revisa tu hogar tras las vacaciones



Si no eres de los privilegiados que todavía está disfrutando de sus merecidas vacaciones, seguro que estás en proceso de adaptación a la llamada ``vuelta a la rutina´´. Septiembre es un mes de cambios, porque tras el sol y los días largos, volvemos al otoño, con lo que eso significa. Vuelven los abrigos, la lluvia, los días cortos...Y tu casa debe prepararse para la nueva estación. Por tanto ¡no olvides revisar tu hogar después de tus vacaciones y tener en cuenta ciertos detalles que en tan solo unas semanas agradecerás!

Desde Realia te aconsejamos que realices unas tareas de mantenimiento de tu hogar, estudiando los puntos débiles, y preparando los espacios que más se utilizan en la nueva estación. Así lograrás una casa confortable y evitarás contratiempos.

  1. Revisa el sistema de calefacción y la caldera. Debemos revisar los sistemas de calefacción que tenemos instalados en nuestro hogar para evitar posibles pérdidas de presión, así que no te olvides de purgar los radiadores. Es necesario realizar estas tareas para que el aire no impida el paso del agua caliente a ciertas partes del circuito, y por tanto no se alcanzará la temperatura deseada, produciendo ruidos molestos en la vivienda.La revisión de la calefacción también es muy importante para la seguridad de todos los que vivís en el hogar y, además,  ayuda al ahorro energético. Así que ¡no te olvides de este detalle!
  2. Cuidado con las ventanas. Ahorrar energía y mantener climatizado el hogar no sólo depende del buen estado de nuestro sistema de calefacción, las condiciones de nuestras ventanas tienen un papel importante.  Debemos evitar las filtraciones de aire a través de ellas. Para ello, recubre con masilla los espacios libres y elimina todas las uniones que encuentres en mal estado. Evitar las filtraciones de aire a través de las ventanas permitirá que el calor interior se conserve y no necesites aumentar la potencia y el gasto de tu caldera.
  3. Revisión del tejado. Las goteras son uno de los problemas más incómodos de una casa por lo que ¡revisa bien el tejado! Debes repasar desde las zonas exteriores hacia el centro, observando que no haya ninguna teja suelta o en mal estado.
  4. Iluminación perfecta. Con el comienzo del otoño tenemos menos horas de luz, por lo que es necesario una adecuada iluminación artificial en el hogar. ¿Qué te parece revisar el estado de todas tus bombillas, o aprovechar  para sustituir las que estén fundidas por otras de bajo consumo? ¡lo notarás en la factura eléctrica!
  5. Dale un toque de alegría. A pesar de que estos meses parecen más grises, ¡dale un toque alegre a tu hogar! Para darle un poco de vida a la casa, coloca algunas plantas en tu salón, o si lo prefieres opta por complementos con tonos alegres. Una casa colorida añadirá energía a todos los que viven en el hogar.

No dejes pasar más el tiempo y consigue un hogar cálido y acogedor par dar la bienvenida al otoño ¡manos a la obra!


Compartir