Categoría: Aspectos técnicos
22/06/2012

Prepara tu hogar para el verano!



Con la llegada del verano nuestro mundo cambia completamente. Más horas de sol, más calor y, por supuesto, más tiempo para disfrutar de cosas que poco o nada tienen que ver con el trabajo.

Si tuviéramos que definir qué ocurre en nuestras vidas durante estos meses, podríamos decir que, en general, se produce un cambio en nuestros hábitos a muchos niveles. La alimentación es más ligera, pasamos más tiempo fuera de casa o viajamos más para descansar y desconectar del mundo que nos rodea durante todo el año.

Pero, ¿qué ocurre con nuestro hogar? ¿Debemos hacer algo con él por la llegada del verano? La respuesta es sí, sobre todo si queremos estar más cómodos y crear ambientes y espacios que nos ayuden a aumentar la sensación de paz y relax. Para lograrlo puedes hacer muchas cosas y aquí te proponemos algunas. Quizá no sea posible que las pongas en práctica todas a la vez pero, ¿qué tal si pruebas algunas? ¡Estamos seguros de que te serán muy útiles!

  • Renovar textiles: el cambio más fácil y necesario con la llegada del verano es, sin duda, pasar de sábanas de franela a otras de tela más fina que nos ayuden a no tener demasiado calor por la noche. Pero si te animas, tienes tiempo y posibilidad de hacerlo, también puedes refrescar determinadas estancias de la casa cambiando el tipo de tejidos que tienes en las cortinas o en la tapicería de tus sofás o sillones.Lo más recomendable en estos casos es utilizar telas que sean de colores claros y luminosos. Otro aspecto relevante a tener en cuenta es utilizar tejidos como el lino, el algodón o la muselina. Puedes renovar tus cortinas y, si no es posible o no quieres cambiar el tapizado, ¿por qué no te animas a cubrirlos con este tipo de telas?Tampoco olvides retirar tu alfombra en caso de que ésta sea demasiado gruesa porque esto sí que reducirá el calor de tu salón o de cualquiera de las habitaciones de la casa donde tengas una.
  • Flores y plantas: si aún no te has decidido a incluir en tu hogar flores y plantas naturales, el verano es un buen momento para animarse a hacerlo. Y es que, no solo ayudan a mejorar la calidad del aire, también embellecen cualquier estancia y aumentan la sensación de frescura en cualquier lugar donde las coloques.
  • Luces: las lámparas no solo desprenden luz, también gran cantidad de calor, especialmente si tienes una única lámpara en el techo para alumbrar la habitación. Por ejemplo, puedes optar por utilizar lámparas más pequeñas y distribuidas en diferentes partes del salón o decidirte por pasarte a los leds. ¿Aún no los has probado?
  • Colores: definitivamente, el blanco es el color de la época veraniega y no solo lo es para la ropa, sino también para tenerlo en cuenta a la hora de transformar la decoración de tu casa durante los meses de calor. ¿Por qué no te animas a cambiar el color oscuro de alguna de tus paredes para aumentar la luminosidad? Recuerda que el blanco no es la única opción y que puedes decidirte por cualquier color siempre que sea claro.
  • Esencias y aromas: el sentido del olfato también influye a la hora de generar sensaciones en tu hogar. Dale un toque especial con aceites u otro tipo de esencias con las que te sientas a gusto. Puedes optar por olores de frutas como fresas o piña. La clásica lavanda también es recomendable para esta época.
  • Toldos y persianas: otro de los consejos esenciales que deberás tener en cuenta si vives en zonas muy calurosas es utilizar toldos para evitar que la temperatura en tu hogar se dispare. Recuerda que la mejor forma de reducir el calor es evitar que llegue a entrar. En caso de que no puedas o no quieras instalar un toldo, puedes recurrir al uso de screens o estores en lugar de cortinas. Su tejido, habitualmente más grueso, deja pasar la luz pero aísla la casa del sol. Además de esto, no olvides dejar tus persianas semi bajadas. Esto también te ayudará a refrigerar la casa.
  • Evitar mosquitos: los mosquitos son otras de las grandes molestias del verano. Afortunadamente tenemos muchas opciones para evitar que nos amarguen la noche. Si no quieres utilizar insecticidas o no te ofrecen el resultado que esperas, puedes colocar mosquiteras en tus ventanas. ¡No te volverán a picar más!
  • Aparatos eléctricos: Seguro que con todos los trucos que te estamos dando tu casa estará mucho más fresca en verano, pero si esto no es suficiente, siempre puedes recurrir a utilizar aparatos eléctricos que ayuden a refrigerar tu casa. Depende del lugar donde vivas, podrás resolverlo con un ventilador o directamente, poniendo aire acondicionado. ¡Es el complemento perfecto!

Tienes muchas opciones para conseguir que tu hogar reciba el verano de forma especial. Si nunca lo has hecho, te animamos a que lo pruebes porque notarás la diferencia. Redecora hogar. ¡Te lo agradecerá!


Compartir