Categoría: Actualidad del sector
10/01/2017

¿Por qué 2017 será el año de adquirir una vivienda?



Las previsiones del mercado inmobiliario español indican que el sector continúa en fase de recuperación, consolidándose como un atractivo segmento para la inversión. Este pronóstico positivo se basa en el notorio incremento de la demanda y en una oferta de vivienda nueva bastante limitada en zonas afianzadas de las grandes ciudades. De hecho, los datos halagüeños de indicadores como compraventas, hipotecas y precios confirman que el 2017 será un año idóneo para comprar una vivienda.

Llega la hora de compra una vivienda

Durante el próximo ejercicio la cifra de ventas ascenderá hasta las 480.000 viviendas, aproximadamente la mitad de las ventas durante los máximos de la burbuja inmobiliaria, encadenando cuatro años consecutivos de progresivo crecimiento. Son los datos que sientan las bases de la recuperación ya experimentada en el año 2016. A ello, hay que añadirle el hecho de que el flujo del crédito que ofrecen los bancos a los particulares sigue en ascenso, lo que facilita la compra de viviendas. De hecho, el Banco de España ha señalado que las hipotecas concedidas han vuelto a repuntar por un importe superior al 80 % del valor de tasación.

Las ventas de viviendas en las mejores localizaciones ya se han recuperado, por lo que es en las zonas descentralizadas donde se pueden encontrar los precios más atractivos. Además, el precio del suelo está en alza, otro dato que confirma que estos meses venideros serán favorables para adquirir una vivienda. Las segundas residencias volverán a recuperar el protagonismo, no solo motivado por los compradores extranjeros, sino que en el mercado español se volverá a percibir como una buena oportunidad.

Los tipos de interés históricamente bajos, el nuevo acceso a la financiación bancaria y los precios atractivos, en relación a los últimos años, indican que el año 2017 será un momento muy adecuado para comprar una vivienda. Así lo aseguran promotores, bancos y expertos que apuntan estos datos favorables y subrayan que hay una nutrida variedad de inmuebles, en función de las distintas demandas de cada cliente. La crisis ha generado un ajuste de precios en el suelo, que se traduce en un punto de partida ideal para el desarrollo de la vivienda a un coste más asequible.

Respecto a la oferta de viviendas nuevas, la construcción de pisos aumentará un 20% durante el próximo ejercicio, situándose en torno a las  75.000 unidades. Este crecimiento afectará a todas las comunidades autónomas en el 2017, sobre todo en Castilla y León y Aragón, que obtendrán los mayores repuntes, un 70,5% y un 49%, respectivamente.

Asimismo, el alquiler seguirá en aumento, por lo que invertir en un inmueble para tal propósito será una acción de lo más rentable, tanto en las áreas céntricas de las ciudades como en zonas limítrofes, donde ya en el presente hay una amplia y solvente demanda de arrendatarios.


Compartir