Categoría: Aspectos técnicos
04/09/2017

Lo que debes saber antes de alquilar tu propiedad

Alquilar tu propiedad

Hoy en día, el alquiler de inmuebles está aumentando a gran velocidad y la compra para alquilar la vivienda posteriormente es una opción hacia la que muchos particulares se inclinan para aumentar sus ingresos de una manera fácil y sencilla.

Sin embargo, en muchos casos, los nuevos caseros no tienen en cuenta que legalmente hay que cumplir una serie de requisitos para que su acción no sea interpretada como fraude y para que, ante la ley, puedan estar protegidos ante cualquier problema que los inquilinos puedan ocasionar en la vivienda.

Pasos a seguir a la hora de alquilar tu casa de forma segura

  • Contrato de alquiler actualizado. Con la entrada en vigor de las nuevas leyes, debes de tener siempre presente un contrato que cumpla los nuevos requisitos. Estos contratos, entre otras ventajas, protegen al propietario en caso de morosidad o la necesidad de recuperar el inmueble para la utilización suya o de algún familiar.
  • Evita morosos. Este es uno de los aspectos que más preocupa a los propietarios, que su inquilino deje de pagar. Por eso os recomendamos pedir a los futuros huéspedes avales bancarios, o, en su defecto, contratar un seguro de alquiler que ofrezca garantías en caso de impago.
  • Multas al alquiler en negro. La Agencia Tributaria está investigando está economía sumergida que ha ido creciendo con el paso de los años y, por eso mismo, es recomendable declarar estos ingresos o inscribir tu piso en el registro de vivienda turística, si para este fue su uso. Con ello, se evitarán sanciones de entre el 50% y el 150% de los ingresos no declarados.
  • Fijar una renta. Las nuevas leyes dan flexibilidad a los propietarios para modificar la renta de su vivienda, pero es recomendable que esta se haga en las fechas en las que se cumple cada año de vigencia del mismo y que se acuerde entre las dos partes. Un abuso de poder puede provocar la ruptura del contrato por parte del inquilino.
  • ¿IPC o IGC? Desde el 1 de abril de 2015, las dos partes, inquilino y propietario, en su libertad de acción, pueden pactar el índice al que se va a acoger su precio de alquiler. En caso de no haber acuerdo, se aplicará el Índice de Garantía de la Competitividad (IGC), pero siempre se aconseja llegar a un entendimiento, ya que existen otros índices de actualización de rentas como el IPC o el Arca.

Compartir