Categoría: Aspectos técnicos
14/12/2012

Decora tu casa para navidad y prepara una buena mesa

Decora tu casa para navidad y prepara una buena mesa

Por fin ha llegado el mes de Diciembre y, con él, la época del año de la ilusión. La Navidad se abre paso en nuestros días e irrumpe con fuerza a través de los colores, los villancicos,los buenos propósitos y de la decoración. Te vamos a dar unos breves consejos e ideas para que tu hogar quede perfecto para estas fiestas tan especiales.

Lo primero de todo, la entrada o recibidor de nuestra casa. Para dar la bienvenida a tus invitados puedes decorar la puerta exterior con guirnaldas o figuritas de cartón. Otra opción es decantarte por una bonita corona en tonos navideños como el rojo y el verde y con ramas de árboles. Además, este elemento puedes reutilizarlo como un original centro de mesa si pones vela en su interior dando un toque cálido a tu comedor.

Las ventanas son un escaparate perfecto para nuestra creatividad y una excusa ideal para tener a los niños ocupados durante unas horas. Para decorar los cristales de tu hogar puedes pedir a tus hijos que hagan su propia selección de las postales navideñas que conservas para hacer una guirnalda con ellas. Si les gusta la idea seguro que les encantará completar su diseño con unas estrellas de papel coloreadas por ellos mismos. Tú sólo tienes que poner el toque final, pegando con celo sus dibujos en las ventanas de tu casa.

Pero sin duda, el protagonista por excelencia de estas fechas es el árbol de Navidad. En este caso tenemos dos opciones: decorar un abeto natural o uno artificial. La más económica y ecológica es la segunda opción ya que, además de hacer una sola compra para muchos años, ayudamos a la conservación del medio ambiente y evitamos la tala innecesaria. Si te decantas por un abeto natural, te recomendamos que busques uno con raíces suficientes para poder replantarlo después. Ahora llega la mejor parte… ¡decorarlo! Es una de las actividades con la que más disfrutan los niños porque el abanico de posibilidades que nos presenta es, prácticamente, infinito.

No te abrumes en la disposición de los elementos decorativos. Comienza con la iluminación eligiendo unas luces acordes a tus gustos: blancas, de colores, parpadeantes, fijas, etc. Es lo primero que colocamos para que el resto de los objetos oculten los cables. Y hablando de adornos… Es recomendable que te centres en una gama cromática para conservar la unidad y el equilibrio en su diseño. Este año, los blancos y platas marcan la última tendencia en cuanto a bolas de Navidad y espumillones porque el color puedes aportarlo con pequeñas figuras de Papá Noël, muñecos de nieve, duendes,calcetines, etc… Todos ellos incorporan el rojo en alguna parte y, de este modo, conseguirás un árbol sencillo, elegante  y, sobre todo, muy navideño. Eso sí,no te olvides de la guinda del pastel, de la gran estrella que debes colocar en la punta del abeto.

Otro de los clásicos es el belén. Se trata de una costumbre que consigue reunir a toda la familia para crear entre todos el nacimiento más bonito. El problema de esta decoración es la fragilidad de sus elementos, que suelen ser de porcelana o barro. Para evitar un disgusto o quedarnos sin una de las figuras principales podemos apostar por materiales como el plástico o ¿por qué no? encarga a tus pequeños que hagan uno con plastilina. Seguro que así consigue ser el belén más original de entre tus conocidos. Después puedes crear el ambiente perfecto para el resto del escenario reciclando una caja de zapatos para el pesebre, colocando musgo como vegetación y piedras para conseguir más realismo, agua en un recipiente para crear un pequeño río o estanco… ¡es cuestión de imaginación!

Pero tenemos más oportunidades de decorar nuestro hogar acorde a estas fechas. En estos días,las cenas y comidas van a llenar nuestra agenda y si vamos a actuar como anfitriones es importante que nuestra mesa esté a la altura de la ocasión. Lo esencial es que sigas la gama cromática que has empleado en el resto de tu hogar pero, si quieres darle otro toque, una apuesta segura es usar vajillas, mantelerías y cuberterías en tonos dorados, plateados, rojos y verdes. No te olvides de las velas, además de proporcionar una luz cálida para estos días,aportan un toque muy especial a tu mesa si las incluyes como elemento decorativo.

Pero lo más importante de todo es que, decores como decores tu casa, que ésta refleje el espíritu navideño de tu familia… ¡Feliz Navidad!.


Compartir