Categoría: Aspectos técnicos
19/08/2013

Consejos para proteger tu hogar antes de salir de vacaciones

Consejos para proteger tu hogar antes de vacaciones

Llega la hora de abandonar el nido unos días, unas semanas ¡o incluso un mes! Es el momento en el que los preparativos de última hora se mezclan con el miedo a dejar la casa sola y sin vigilancia.

Los pasos básicos son por todos conocidos: cerrar las ventanas, desconectar los aparatos eléctricos, apagar el calentador, pedir a alguien que recoja tu correo, dejar a algún vecino un teléfono de contacto por si notara alguna cosa extraña...

Aún así, a veces estas medidas no son suficientes y no son capaces de prevenir al 100x100 tu casa de posibles hurtos o allanamientos ilícitos. Y es que los robos están a la orden del día ¡y se multiplican durante los meses de vacaciones!

En Realia queremos ayudarte a disfrutar de tus vacaciones ¡sin ningún tipo de preocupación! Porque es posible conseguir un hogar protegido contra los ladrones mediante la combinación de medidas disuasorias, elementos mecánicos de seguridad y sistemas eléctricos.

Cada casa es diferente. Esto es lo primero que tenemos que tener en cuenta. Controla los puntos flacos del acceso a tu vivienda, si hay ventanas cerca del suelo, cómo de segura es tu cerradura o si es fácil acceder evitando la entrada principal.

Ponte en el lugar del ladrón. Imagina por dónde entraría y que cosas llamarán más rápidamente su atención y refuerza la seguridad en esos puntos. Si tienes alarma o cámaras de seguridad, coloca un distintivo grande en la puerta.

Nunca desconectes el cuadro eléctrico general, sobre todo si tienes una alarma de seguridad en casa. Además, te recomendamos la instalación de interruptores diferenciales rearmables; son muy cómodos, pues si la electricidad es alta, el interruptor diferencial reconectará por sí solo el circuito eléctrico una vez superada la incidencia.

El limitador de sobretensión es otro dispositivo que puede ayudar a mejorar la seguridad. Así, en caso de un disparo importante  de energía o de una sobretensión en la línea eléctrica, este dispositivo actúa cortando el suministro de luz. Con ello, además de evitar gastos innecesarios, protegemos los equipos que tengamos conectados a la red eléctrica.

Los sistemas domóticos simulan la presencia de personas en el interior de la vivienda, una opción económicamente más elevada. Si quieres, puedes pedir a una persona de confianza que acuda a tu casa a menudo para abrir y cerrar ventanas, dejar luces encendidas o levantar alguna persiana simulando que hay vida en el interior.

Apuesta por materiales de calidad. Cerraduras de seguridad, ventanas dobles, persianas rígidas... es una pequeña inversión que a la larga agradecerás y con la que evitarás muchos quebraderos de cabeza.

Si tú ya cumples todos estos requisitos ¡no te confíes! Los cacos son auténticos profesiones y el número de trucos que tienen ¡son infinitos! Olvídate de dejar objetos de valor en casa, pon a buen recaudo las cosas verdaderamente valiosas para ti y utiliza la cámara de tu smartphone para sacar fotos de tu hogar antes de partir.

¿Ya lo tienes todo? Ya solo te queda disfrutar al máximo de tus vacaciones ¡buen viaje!


Compartir