Categoría: Aspectos técnicos
17/03/2014

¿Cómo preparar tu hogar para la llegada de la primavera?



En pocos días daremos la bienvenida a la primavera y ¡tenemos que estar preparados! Las temperaturas empiezan a subir, aumentan las horas de luz, las plantas  renacen llenándose poco a poco de flores y en el ambiente se empieza a respirar con más fuerza  amor y alegría...sin duda ¡se avecinan cambios!

A pesar de ello, no es una estación querida por todos ya que para muchos la primavera está asociada con algo menos agradable, ¡las alergías! que parece que afectarán con más fuerza este año...los estornudoso el picazón en los ojos y en la nariz traerán de cabeza a unos cuantos, pero a pesar de ello parece que el buen tiempo nos llena de energía ¿A ti también te pasa?

Y si la sonrisa está en nuestro rostro, ¿por qué no en nuestros hogares? ¡Consigue que tu hogar se llene de la magia de la primavera! Te contamos cómo:

¡Haz una limpieza profunda! Además de ayudar a prevenir alergias, limpiar tu casa a fondo te ayudará a equilibrar el ambiente del hogar. Dedica unos días a purificar tu hogar. Si en el invierno te dió pereza limpiar los cristales, alfombras o las paredes más altas de tu casa ¡dedícale tiempo ahora!

No te olvides de retirar todo lo que no utilzas, ¡puedes donarlo o guardarlo hasta el próximo invierno! Una casa ordenada irradiará ¡energía positiva! esta primavera.

Abre las ventanas sin miedo Por fin llegó el momento de poder ventilar y abrir las ventanas durante más tiempo sin miedo al viento o a las lluvias. Quita las pesadas cortinas y aprovecha para abrir las ventanas de par en par y dejar que entre la luz natural en tu hogar ¡Sol, luz ,color, alegría!

Pinta las paredes Decide cuál será el espacio en el que más tiempo pasarás en esta nueva estación y píntalo de un color intenso y primaveral como el verde lima, el amarillo o el naranja. ¿Te atreves? No te llevará mucho dinero y el cambio será espectacular. Si eres de los que les gusta dejar volar su imaginación también puedes pintar un mural en el que plasmes lo que te inspira esta estación.

Cuadros o fotografías Si no te atreves a un cambio en el color de tus paredes, puedes colgar algún cuadro con inspiración a la naturaleza o fotografías de tu familia o amigos que llenen de vida ese rincón de tu casa que tanto te gusta.

Cambia de nórdico Empieza a hacer calor y el relleno nórdico de invierno es demasiado gordo para esta estación ¡es hora de cambiarlo por uno de verano! ¿Y la funda? Olvídate de los colores apagados y oscuros y cambia la funda por una con grandes y tupidos estampados que harán que el ambiente de tu habitación se refresque.

Llena el baño de color Tan sólo necesitas añadir color a este espacio y brillará como nunca...¿cómo conseguirlo?Pon alguna alfombrilla de tonos vivos que vaya a juego con las toallas y añade un jarrón con flores frescas y aromáticas ¡El cambio será radical!

¡Queremos flores, flores!Llena los rincones de tu hogar con flores de colores, ésta será la señal definitiva que nos alertará de que la primavera ha llegado. Elige las que tengan tonos más intensos y distintos, y si son perfumadas ¡mucho mejor!

¿Un centro de mesa? ¡Genial! Te ayudará a refrescar el espacio y sólo necesitas elementos naturales. Coloca en un plato o en una cesta de mimbre  limones, limas, naranjas o plantas aromáticas que dejen un ambiente fresco por toda la casa.

¿Cómo ocultar la chimenea? Durante un tiempo la chimenea dejará de ser un elemento decorativo esencial en nuestro salón. ¿Cómo la tapamos? Puedes hacerlo con una rejilla decorativa, añadiendo un florero o un centro de mesa en la repisa o maceteros con flores de color.

Renueva tu jardín Esto te llevará algo más de tiempo pero puedes ir haciéndolo poco a poco ¿por dónde empezar?  Quita la hierba seca, revisa los sistemas de riego, repara los daños que provocaron las lluvias y el mal tiempo en tu jardín y empieza a planear qué flores vas a plantar.

¿Lo tienes todo? sigue estos 10 sencillos consejos y muy pronto tu hogar estará preparado para dar la bienvenida a la primavera como se merece ¡manos a la obra!

 


Compartir