Categoría: Aspectos técnicos
20/04/2012

Ahorra energía con estos 8 consejos pensados para tu día a día



Cada rincón de la casa esconde trucos que te ayudarán a pagar menos en tus facturas de electricidad ¿quieres conocerlos? Acompáñanos en este recorrido por distintos momentos de tu día a día:

A la hora de cocinar…

  • Usa ollas a presión: éstas necesitan menos minutos de energía para cocinar.
  • Usa la tapa: a la hora de freír y hervir es recomendable la utilización de tapas, porque se consigue una mayor temperatura en menos tiempo, ahorrando hasta un 20% de energía.
  • Frigorífico cerrado: es muy importante no dejarlo abierto mientras te entretienes con otras cosas ya que aumenta el consumo de electricidad enormemente. Más de lo que piensas.

A la hora de lavar…

  • Llénala: es recomendable que las lavadoras siempre estén llenas y a bajas temperaturas. Puedes utilizar detergentes especiales para lavar en frío, asegurando así que la limpieza es total aún sin usar agua caliente. Sí, el uso de agua caliente no es necesario para lavar mejor; estas son ideas preconcebidas que tenemos y que hay que dejar atrás para dar paso a una nueva era: ¡la nuestra, la del ahorro eficiente!

A la hora de descansar en el salón…

  • Luz, espejos y colores claros: aprovecha al máximo la luz natural e intenta no dar al interruptor a menos que sea necesario. Para conseguir un salón más luminoso puedes optar por pintarle de colores claros o colocar espejos. ¡El medio ambiente te lo agradecerá y tu factura de luz, también!  

A la hora de usar el baño…

  • Interruptores, muchos es más: para evitar utilizar todas las luces coloca varios interruptores y activa solamente el de la zona que necesites en cada momento.
  • Adiós estufita: debes olvidarte de las estufas pequeñas para el baño, ya que gastan mucha electricidad que no se corresponde con el beneficio que aportan. Deja tu toalla y/o albornoz a mano para arroparte apenas salgas de la ducha y caso resuelto.
  • Me cambio a la ducha: otra pequeña gran idea es que en tu día a día optes por la ducha frente al baño; te ayudará a reducir el consumo de agua.

Ya lo sabes, intenta cumplir estas recomendaciones y el ahorro estará asegurado en cada momento. Será fundamental la constancia para hacer de estos cambios, hábitos del día a día.

Además, dormirte cada noche sabiendo que has puesto tu pequeño grano de arena en pro del cuidado del medio ambiente, no tiene precio.


Compartir