Categoría: Aspectos técnicos
07/11/2018

¿Cuál es la diferencia entre crédito y préstamo hipotecario?

diferencia entre crédito y préstamo hipotecario

Cuando uno se embarca en la gran aventura que en ocasiones supone comprar una casa, no se tiene plena seguridad en si solicitar una hipoteca o un crédito hipotecario. De hecho, puede que no se tenga un conocimiento completo sobre qué significa cada uno de estos productos financieros y que habitualmente tendemos a confundirlos. Así que en este post, trataremos de dejar claro tanto el significado de los términos como qué es lo que diferencia el préstamo del crédito hipotecario, ¡atento!

Los préstamos y los créditos hipotecarios son dos términos similares pero diferentes y por eso tendemos a usarlos como sinónimos cuando no lo son

💶 ¿Qué es un préstamo hipotecario?

Un préstamo hipotecario es un contrato por el que un cliente recibe de una entidad financiera una cantidad de dinero equivalente a un porcentaje del valor del inmueble que deja en garantía en el momento de la firma de la escritura. Esta cantidad de dinero se entrega al inicio de la operación y en su totalidad y es el prestatario quien deberá devolver esta cantidad de dinero junto a los intereses pactados y en el plazo que se determine en el contrato.

💰 ¿Qué es un crédito hipotecario?

Un crédito hipotecario, en cambio, es la cantidad de dinero que una entidad bancaria o financiera pone a disposición de una persona marcando un límite de dinero disponible. Es decir, el banco se encarga de prestar todo el dinero al inicio de la operación financiera, y será la persona la que podrá utilizar el dinero que desee según la necesidad que tenga de él en cada momento y siempre dentro del límite establecido en el contrato del crédito hipotecario.

 

⁉ Entonces… ¿qué diferencia hay entre crédito y préstamo?

  • Disponibilidad del capital: 

Lo que diferencia el préstamo hipotecario del crédito, es principalmente que en el caso del primero el banco entrega al cliente toda la financiación que necesita para la compra de la vivienda, mientras que con el crédito se dispone del capital a medida que se va necesitando.

  • Pago de intereses:

Otra diferencia también viene con el pago de intereses, y es que mientras en el préstamo hipotecario los intereses se pagan por la totalidad de la deuda, en el crédito se van abonando en función del dinero que se vaya disponiendo.  

  • ¿Se puede renovar?

Tanto los créditos como los préstamos hipotecarios se conceden durante un plazo determinado, pero el primero a diferencia de los préstamos, cuando se termina puede  solicitarse su renovación o ampliación.

  • ¿A quién va dirigido?

Los créditos son solicitados normalmente por pequeñas empresas o autónomos que buscan un colchón al que recurrir en ciertos momentos de falta de liquidez. En cambio, los préstamos hipotecarios suelen estar destinados a financiar compras de inmuebles por parte de particulares que se caracterizan por ser puntuales y de altos importes. 


Compartir