Categoría: Aspectos técnicos
19/02/2020

[TOP10] consejos para invertir en vivienda

[TOP10] consejos para invertir en vivienda

Pasada la crisis del 2008 y de la burbuja inmobiliaria, invertir en vivienda vuelve a estar a la orden del día. El ladrillo ha ido, con los años, recuperándose y cada vez se venden más casas gracias, en buena parte, al crecimiento de la economía, al incremento de los precios del alquiler y a la revalorización de las propiedades.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), recogidos por El País, este 2019 la compraventa de viviendas en España bajó un 3,3% con respecto al año anterior. Sin embargo, los últimos cinco años, la tendencia había sido siempre positiva: un 2% en 2014, un 11,5% en 2015, un 14% en 2016, un 15,4% en 2017 y un 10,8% en 2018. De hecho, a pesar de haber cerrado con el primer retroceso interanual en media década, el ejercicio del 2019 ha logrado superar el medio millón de viviendas vendidas.

Las previsiones para este 2020 siguen siendo positivas, con una normalización del mercado residencial, por lo que invertir en vivienda, ya sea para una primera compra, una reposición o sólo como forma de inversión, va a ser el objetivo de muchas personas para este año. Si tú estás entre ellas, debes ser consciente que este tipo de operaciones exigen y conllevan un análisis y una planificación exhaustiva, ya que supone un gran desembolso.

🏡 Guía para invertir en vivienda

Pero, ¿cómo se puede estar seguro de que se está haciendo la inversión correcta? Para ayudar en esta toma de decisiones, desde Realia, como expertos en el sector inmobiliario, hemos preparado una pequeña guía para invertir en vivienda, en la que encontrarás los 10 principales consejos que debes seguir. 

Lo más importante tiene que ver con el análisis y comparación de los precios, con la elección del préstamo hipotecario, las posibilidades de revalorización y, sobre todo, con hacer bien “las cuentas”. Es decir, ser consciente de todos los gastos que acarrea esta operación y, por ejemplo, no comprar un piso con hipotecas por encima del 40% del salario neto o sino se tiene un “colchón” de ahorros para posibles gastos extraordinarios que puedan surgir.

1. Estudiar el precio y la revalorización de la vivienda

Cuando piensas en invertir en vivienda, lo primero que se debe tener en cuenta es, por supuesto, el precio. Además, también es importante valorar la posible revalorización del piso en cuestión. Por lo tanto, la clave del éxito (y de una buena compra) está en saber encontrar el equilibrio entre un precio atractivo y unas expectativas sólidas de futuro.

2. Elaborar un presupuesto de compra

Otro de los aspectos clave a la hora de invertir en vivienda es tener claro el presupuesto del que se dispone. Lo ideal es que la hipoteca no suponga más del 40% del sueldo para evitar impagos o posibles problemas económicos. También es muy importante valorar y realizar un presupuesto de compra, es decir, analizar y ser conscientes de la estabilidad laboral familiar, del salario, de la hipoteca que se va a establecer para determinar cuánto dinero se puede invertir en la compra.

3. Analizar qué tipo de hipoteca conviene más

No todas las hipotecas son iguales, por lo que es importante saber cuál conviene más en cada caso a la hora de invertir en vivienda. No es lo mismo una hipoteca a tipo fijo, en la que cada mes se paga lo mismo que una hipoteca con interés variable, que fluctúa con el mercado. Para decidir, lo que hay que tener en cuenta son las perspectivas sobre la evolución de los tipos de interés, como el Euríbor.

4. Revisar la fiscalidad de la compra de un inmueble

El cuarto consejo a la hora de invertir en vivienda tiene que ver con todos aquellos gastos fiscales que van aparejados a la compra como el IVA, de un 10% -4% en viviendas de protección oficial-; o el impuesto de Transmisiones Patrimoniales y de Actos Jurídicos Documentados (AJD), que suele estar entre el 0,5 y el 1,5% de la venta.

5. Calcular gastos de comunidad

Otro de los factores importantes es calcular qué tipo de gastos energéticos hay en la vivienda así como los gastos de comunidad para evitar gastar de más. A la hora de realizar este cálculo, se debe tener en cuenta el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el de mantenimiento general de la comunidad (basuras, ascensor, etc.). 

6. Decidir qué merece más la pena: vivienda nueva o a reformar

Al entrar en el mercado inmobiliario hay dos tipos de vivienda en las que se puede invertir: una nueva o una a reformar. Esta última presenta ciertas ventajas ya que suelen ser más baratas y, además, luego es más fácil mejorar su rentabilidad.

Sin embargo, apostar por una promoción de obra nueva también tiene sus ventajas ya que el inmueble ya cuenta con las mejores calidades y está equipado para empezar a vivir o para alquilar directamente, sin la necesidad de realizar ninguna reforma y las preocupaciones y dinero que esta supone.

7. Contar con un doble colchón de ahorros

Invertir en vivienda es una de las decisiones más importantes y serias en la vida de una persona. Por eso, es importante ser consciente de todo el dinero que supone dicha operación y, además, tener ahorros. Por un lado, se recomienda tener ahorrado el 20% del precio del inmueble, para poder pagar la parte que no cubre el préstamo hipotecario. Por otro lado, es importante tener otro dinero ahorrado para poder hacer frente a los diferentes gastos asociados a la venta del inmueble (notaría, gastos de escrituración o posibles gastos extraordinarios). 

8. Conocer el vecindario y la vivienda en profundidad

Antes de decidirse por un inmueble en concreto, es muy importante conocer el vecindario y ver si se acopla a las necesidades marcadas (servicios próximos, buena comunicación, colegios, zonas verdes, etc.), ya que los alrededores de la vivienda son cruciales a la hora de decidirse por una vivienda. También es fundamental realizar una inspección técnica que determine el estado del inmueble para asegurar que esté en perfecto estado. 

9. Priorizar la zona y rentabilidad si se realiza la compra por inversión

Si la compra de la vivienda se lleva a cabo con el objetivo de realizar una inversión, lo más adecuado es apostar por zonas céntricas en las grandes ciudades, ya que presentan mayor demanda, más rentabilidad y una actividad comercial grande. En definitiva, las posibilidades de rentabilización de este tipo de inmuebles son mucho más altas que las de otro tipo y en otras zonas. 

10. No hay que precipitarse… pero tampoco dejar pasar buenas oportunidades

El último de nuestros consejos para invertir en vivienda es que no hay que realizar la búsqued con prisas (ya hemos visto que hay muchos factores a tener en cuenta) pero que tampoco hay que dormirse y, por supuesto, nunca hay que dejar pasar una buena oportunidad.

Si estás pensando en invertir en vivienda, puedes ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte y asesorarte en la búsqueda de una vivienda que cumpla con tus requisitos y se adapte a tus necesidades.


Compartir