Categoría: Actualidad del sector
14/02/2017

Las hipotecas crecieron un 18,5 % en 2016

Crecimiento hipotecas

El mercado inmobiliario empieza a reanimarse después de varios años de bastante inactividad y, según los expertos, esto se debe a las oportunidades de compra que existen en la actualidad (sobre todo, en las grandes capitales).

Otro factor que ha influido positivamente en esta activación es el aumento de las compras efectuadas por extranjeros, que llegan atraídos por las excelentes condiciones climatológicas que tenemos en España y a las oportunidades de compra tan atractivas que ofrecen, en estos momentos, las promotoras e inmobiliarias. 

Por otro lado, los bancos también han influido en esta reactivación del sector inmobiliario concediendo más préstamos hipotecarios que hace unos años, en los que las exigencias eran mayores y era bastante difícil reunir todos los requisitos que exigían.

En estos momentos, las facilidades de las entidades financieras son mayores y el Euribor se mantiene en valores mínimos históricos, lo que hace que cada día más personas se planteen la compra de una vivienda.

Los datos de 2016 nos muestran que las hipotecas concedidas crecieron un 18,5 % respecto al año anterior y el total de compraventas que se formalizaron fue de 458.781. Esta cifra superó las previsiones, que, en principio, apuntaban a un total de 450.000 compraventas. Hemos de destacar que un 7,6 % correspondió a viviendas de obra nueva, mientras que las de segunda mano se situaron en el 16,1 %.

Según las estadísticas, si esta tendencia al alza continúa, este año, se podrían llegar a vender hasta 500.000 propiedades en todo el territorio español.

¿Qué hace que suban las ventas de inmuebles?

Desde el punto de vista del inversor, una de las mejores opciones, actualmente, para obtener una alta rentabilidad del dinero, es la compra de un inmueble, ya sea piso, bajo comercial, garaje o terreno.

Pero, eso sí, has de tener en cuenta algunos aspectos importantes, como, por ejemplo: la situación, las calidades, la distribución, la luminosidad... Si tienes “buen ojo” en la compra, podrás alquilarlo fácilmente y disfrutar de una renta durante todos los meses.

Otra opción es esperar a que los precios suban y venderlo más tarde. Lo que sí es evidente es que los precios han tocado fondo y se prevé que, en un plazo de 5 años, los importes de las viviendas se incrementen hasta un 25 % por encima de su valor en el mercado.

Llegados a este punto, solo nos queda analizar la oferta inmobiliaria actual, antes de realizar cualquier compra. Promotoras como Realia tienen una amplia oferta de inmuebles tanto en las grandes ciudades como en zonas costeras.

Cualquiera de estas dos fórmulas tiene ventajas e inconvenientes. En una ciudad, el alquiler es más continuo y el precio resulta más estable; mientras que, en las zonas costeras, el precio será más alto y variará, dependiendo de la temporada. Sin embargo, es menos probable tenerlo alquilado durante largas temporadas.


Compartir