Memoria de calidades de la vivienda
: Casas

Memoria de calidades de la vivienda

A la hora de vender una propiedad inmobiliaria, la promotora de la obra tiene la obligación de entregar a los compradores la memoria de calidades de la vivienda. Este documento es un compendio descriptivo de los tipos de materiales, acabados y composiciones que forman parte de la vivienda. Con ello, la persona que adquiere una vivienda tiene por escrito todos los materiales técnicos con los que está elaborada y sirve como garantía para los compradores que compran un inmueble como plano y que no tienen la posibilidad de verlo físicamente.

Por ello y para evitar que el propietario de una vivienda nueva se encuentre con un inmueble que no es el que compró antes de construirse. En este sentido y en caso de que la constructora no pueda cumplir con los materiales  acordados en el momento de la compra y necesite cambiarlos, deberá pedir consentimiento expreso al titular de la vivienda. Del mismo modo y para cerciorarse de que la memoria de calidades se cumple, es recomendable que, al finalizar la obra, el propietario compruebe que todo está tal cual se contrató.

¿Qué contiene la memoria de calidades de la vivienda?

Según el Real Decreto 515/89, la publicidad y promoción de viviendas debe ajustarse a las características reales de las obras. Es decir, no se puede ofrecer un inmueble con unos materiales, determinados acabados y varias piezas de mobiliario y que luego el resultado del proyecto no se ajuste a lo pactado. Por ello, la memoria de calidades debe recoger una relación detallada de los materiales empleados, la información del proyecto, así como una descripción de las características técnicas que sea lo más completo posible. También suelen aparecer los planos de la construcción, con el fin de facilitar al nuevo propietario la distribución del mobiliario.

Hay empresas promotoras que optan por hacer una memoria de calidades lo más completa posible y en ella incluyen los precios de las viviendas, las formas de pago o la financiación disponible. Asimismo, también ofrecen al cliente información relativa a los servicios, locales y medios de transporte que conectan la vivienda con la ciudad.

Para redactar la memoria de calidades de una construcción lo habitual es que la empresa promotora se encargue de ello y cuente con la información técnica facilitada por el arquitecto, empresas proveedoras de los materiales e interioristas, si en su caso los hubieran. También se puede recurrir a información municipal para completar este documento y hacerlo lo más práctico posible para el comprador.


Compartir